El punto de encuentro LGTBI en Vitoria

Gay Gasteiz

GayGasteiz está de vuelta. Renovado, con otro aspecto. El de siempre, pero diferente. Aquí estamos, con la intención de servir de punto de encuentro para la comunidad LGTBI de Vitoria. Pretendemos mostrar aquí - y a la vez reanimar- la vida LGTBI de Vitoria. ¿Nos ayudas?

©2008 - 2015 GayGasteiz.org. All rigths reserved.. Con la tecnología de Blogger.

Entradas

Comentarios

Equipo

Redactores

Únete

Conecta con GayGasteiz!

GUIA GAY DE VITORIA

    Publicado por: Jon Fecha: 0:20 / 0 Comentarios


    ¿Que diferencia una caricia de una persona amada, de otra que nos haga alguien que no nos gusta? ¿Hay argumentos biológicos para sostener la monogamia en las parejas? ¿y porque las parejas gays no son tan estables como las heterosexuales ó las lésbicas? ¿Que produce el llamado "amor de madre"? ¿Porque ellas quieren abrazos después del orgasmo y ellos se quedan dormidos? Todas estas preguntas tienen una respuesta en común: La Oxitocina; conocida también como "La hormona del amor".

    La oxitocina es una hormona, que se sintetiza en el nucleo paraventricular del hipotálamo. Su producción se dispara, entre otros motivos, ante la succiòn del pezón, la estimulación de los genitales y la distensión del cuello uterino. Es decir, parece ser una hormona creada para garantizar el éxito de la reproducción y el amamantamiento del ser humano. Pero la Óxiticina, aparte de sus lógicos efectos periféricos (Favorece el amamantamiento, acelera la eyaculación, facilita el parto...), funciona tambien como neurotrasmisor en el cerebro, favoreciendo las siguientes acciones:

    - Aumenta el afecto y el deseo sexual: Cuando se libera Oxitocina, aumentan los gestos de afecto, la necesidad de querer y ser queridos, de ser tocados y las ganas de tener sexo.

    - Aumento de la generosidad: La oxitocina aumenta la capacidad empática de la persona, y por consiguiente, su entrega desinteresada a los demás.

    - Aumenta el vínculo exclusivo: La oxitocina parece estar relacionada con los vínculos exclusivos. Al parecer podría ser el motivo por el cual se crea ese vínculo tan especial entre madre e hijo, ó entre ambos miembros de la pareja, reforzando biológicamente la monogamia.

    Parece ser que la oxitocina también podría liberarse ante la presencia de cualquier persona atractiva para nosotros (Tanto a nivel físico, como a nivel emocional). Esto es lo que provoca que busquemos el acercamiento físico (Besos, abrazos...) de aquellas personas que nos "gustan" (Bien sea un novio, ó nuestro hermano), mientras que evitamos dichos gestos con cualquier otr@.

    La oxitocina es liberada tanto por hombres como por mujeres, pero estas últimas tienen mayores formas de activar su producción. Por ejemplo, cuando tienen un orgasmo, la contracción vaginal y los espasmos del cuello uterino, disparan su producción. Esto es lo que lleva a pedirles a sus parejas una gran cantidad de besos y abrazos al terminar el acto sexual. El problema es que los hombres, que al excitarse han disparado su producción de oxitocina, al eyacular han liberado Prolactina, que según los últimos estudios, induce a los hombres el sueño.

    La suma facilidad por la cual las mujeres logran segregar Oxitocina, podría ser el motivo por el cual las parejas en las cuales hay al menos una mujer (Parejas lésbicas ó heteros), son mas estables y monógamas que las parejas gays.

    Lo que sucede, es que el ser humano es lo suficientemente inteligente como para lograr que lo biológico, no se imponga a sus necesidades sociales ó emocionales. Es por ello que el hombre puede perfectamente no quedarse dormido despues del orgasmo... si quiere. Es también por ello que su vínculo con sus hijos puede ser igual de intenso que el de una mujer... también si quiere. Somos animales sociales y racionales. Y a día de hoy, cuando una persona se plantea ó decide desarrollar cualquier tipo de vínculo personal del tipo que sea, la biología pasa a un segundo plano.

    icon allbkg

    Clasificado en:

    Sigiente
    Entrada más reciente
    Anterior
    Entrada antigua

    No hay comentarios:

Comentarios

Lo que opinan nuestros visitantes